Intercambiar información, combatir la financiación del terrorismo y proteger a los europeos en línea

Seguridad:

La Comisión Europea ha presentado el noveno informe de situación de la Unión de la Seguridad,  que destaca las recientes medidas adoptadas para impedir la financiación del terrorismo mediante el tráfico de bienes culturales y mejorar la interoperabilidad de los sistemas de información de la UE.

Basado en una evaluación exhaustiva de la política de seguridad de la UE desde 2001, el informe también pone de relieve las carencias y retos pendientes que deben abordarse. La aplicación incompleta de las políticas existentes sigue suponiendo un reto, al igual que las amenazas en constante evolución como la radicalización y la ciberdelincuencia, que pueden exigir la modificación de los instrumentos existentes.

En los últimos meses se han registrado avances constantes, especialmente gracias a las nuevas normas sobre tráfico de bienes culturales propuestas en julio de 2017 y al acuerdo alcanzado en relación con un nuevo Sistema de Entradas y Salidas para registrar los datos de entrada y salida de nacionales de terceros países que cruzan las fronteras exteriores de la UE.

Se ha intensificado el trabajo en la lucha contra la radicalización en Internet con un plan de acción que comprende nuevas medidas establecidas para detectar y eliminar contenido terrorista ilícito en línea.

El informe repasa los últimos 15 años de la política de seguridad de la UE y, aunque la valoración es positiva y confirma la pertinencia de los instrumentos de la política de seguridad de la UE, también identifica los retos y las carencias. Esto incluye la necesidad de adaptar las políticas y herramientas existentes para responder a la amenaza en evolución permanente que supone el terrorismo, como también se destacó en las conclusiones del Consejo Europeo de los días 22 y 23 de junio de 2017 y en el Plan de Acción del G-20 de 7 de julio de 2017 sobre la lucha contra el terrorismo.

Con el objetivo de abordar los retos y las carencias, la Comisión seguirá tomando medidas para:

  • apoyar la plena aplicación de las medidas de la UE: la Comisión seguirá apoyando a los Estados miembros en la aplicación de la legislación de la UE, como la Directiva de la UE relativa al registro de nombres de los pasajeros (PNR), que debe completarse a más tardar el 25 de mayo de 2018 y el marco de Prüm para el intercambio de datos de ADN, huellas dactilares y registro de vehículos;
  • reducir la complejidad de los instrumentos de la UE y mejorar la interoperabilidad:el acuerdo sobre el Sistema de Entradas y Salidas supone un paso importante hacia el logro de la plena interoperabilidad de los sistemas de información de la UE de aquí a 2020 y la Comisión colaborará con el Parlamento Europeo y el Consejo para acelerar los trabajos sobre las propuestas relacionadas con este y mejorar así el Sistema de Información de Schengen y las bases de datos EURODAC y ECRIS;
  • reforzar las capacidades a través de la puesta en común de recursos:basándose en el éxito del enfoque de red ya implementado en ámbitos como el tráfico de drogas y la seguridad del transporte, la Comisión trabajará en pos de una mayor puesta en común de competencias en materia de seguridad a nivel de la UE, especialmente en los casos en los que los Estados miembros carezcan de experiencia específica o recursos en áreas tales como la ciberseguridad y los materiales químicos, biológicos, radiológicos o nucleares;
  • abordar las amenazas en evolución permanente: mientras que el conjunto del marco legislativo de la UE ha demostrado su utilidad, la Comisión está continuamente analizando la necesidad de realizar adaptaciones, por ejemplo, con un recientemente creado Grupo de expertos de alto nivel sobre radicalización. En los próximos meses, un ámbito importante de actividad consistirá en la revisión de la estrategia de ciberseguridad de la UE para ofrecer una respuesta actualizada y efectiva a la creciente amenaza de la ciberdelincuencia. La nueva Comisión Especial sobre Terrorismo del Parlamento Europeo supondrá una oportunidad adicional de debatir cómo las medidas contra el terrorismo de la UE pueden adaptarse a amenazas en continua evolución.

Fuente: http://europa.eu/rapid/press-release_IP-17-2106_es.htm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *