Las nuevas normas de la UE permiten a los europeos comprar en línea sin fronteras

Desde el 3 de diciembre de 2018 está en vigor el nuevo Reglamento que la Comisión Europea propuso en mayo de 2016 para poner fin al bloqueo geográfico en línea injustificado. Los europeos no tendrán que preocuparse de sufrir un bloqueo o un desvío en un sitio web simplemente porque ellos (o su tarjeta de crédito) proceden de un país diferente. Siempre que estén en la UE, podrán acceder a los bienes y servicios en línea.

Con este motivo, el vicepresidente responsable del Mercado Único Digital, Andrus Ansip, la comisaria de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes, Elżbieta Bieńkowska, la comisaria de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, Věra Jourová, y la comisaria de Economía y Sociedad Digitales, Mariya Gabriel, afirmaron lo siguiente:

«En 2015, el 63 % de los sitios web no dejaban a los interesados comprar en otro país de la UE, con el resultado de que a cerca de dos tercios de los consumidores que deseaban hacer compras en línea en el extranjero se les impedía hacerlo. El 3 de diciembre se pondrá fin a esta práctica. Queremos una Europa sin barreras, y ello supone también eliminar los obstáculos a las compras en línea.

Junto con la supresión de las tarifas de itinerancia, las nuevas normas sobre protección de datos y la posibilidad de que los ciudadanos viajen con sus contenidos en línea, el final del bloqueo geográfico injustificado es otra iniciativa esencial que hace del mercado único digital una realidad para todos y ofrece ventajas concretas a los ciudadanos y las empresas.

Las nuevas normas permitirán a los consumidores contar con más posibilidades de elegir productos a precios competitivos y, por lo tanto, mejores condiciones. Al mismo tiempo, las empresas asistirán a la ampliación de su base de clientes a través de las fronteras y disfrutarán de una reducción de los costes administrativos y de transacción. El Reglamento forma parte de un esfuerzo más amplio de la UE para potenciar el comercio electrónico en el mercado único, que comprende medidas para proteger mejor a los consumidores en línea, garantizar unos servicios de paquetería transfronterizos más asequibles y simplificar las normas del IVA para facilitar la compra y la venta de bienes en línea. 

Nos toca ahora hacer un llamamiento a todos los Estados miembros para que garanticen la aplicación efectiva de estas normas y hagan todo lo que esté en sus manos para hacer cumplir con eficacia el Reglamento desde el primer día. También pedimos un acuerdo sobre normas armonizadas para la venta de bienes y servicios digitales y las compras en línea. Todos estos elementos son cruciales para la creación de un mercado único digital competitivo y que funcione correctamente». (Ampliar Información)

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies